Gafas de sol para niños y salud de los ojos

Gafas de sol para niños y salud de los ojos

Desde hace muy poco nuestra marca de gafas de sol Be Irreverent ha creado una colección de gafas pensada exclusivamente para los niños. Ya que la salud de los ojos de los adultos y aún más de los niños es importante para prevenir problemas relacionados con una exposición prolongada a los rayos de sol, hemos decidido coger el toro por los cuernos.

Hace un mes, salió en El Mundo un artículo que hablaba sobre este tema. En el post se mencionan los estudios de la doctora  Elena Barraquer, oftalmóloga y especialista en salud ocular. En sus investigaciones se ha observado que los españoles no suelen utilizar las gafas de sol, así como los niños. Para los más pequeños, además, debería ser una prioridad. Y es que los problemas causados por el desconocimiento y despreocupación por este tema pueden llegar a ser muy graves. Pueden variar desde las cataratas (que es la mayor causa de ceguera en el mundo), hasta otros trastornos.

Entonces, para una protección eficaz de los rayos más dañinos, actualmente se hace uso de lentes polarizadas (como las que utiliza por Be Irreverent) que, al tener varias capas, han demostrado poder bloquear adecuadamente la luz solar.

A la hora de comprar un par de gafas, notaremos que los filtros protectores de las lentes pueden pertenecer a cinco categorías diferentes, que van de la categoría 0 (que es la más baja y permite una protección mínima) a la 4.  Estos están establecidos por la Norma Europea sobre Gafas de sol (UNE).

Las lentes de las gafas Be Irreverent están dotadas de un filtro UV004 (categoría 3), que bloquea casi todos los rayos de sol, filtrando solo ente un 8% hasta un 18% de la luz. Esto hace que sean adecuadas tanto para la montaña como para la playa, donde la luz que se refleja en superficies como agua y nieve, suele ser más intensa y molesta.

Por lo que respecta a las gafas de sol para niños, es importante que estén también homologadas y que sean resistentes, en cuanto están continuamente sujetas a varias pruebas.

Además, una buena idea puede ser la de ponernos gorra con visera, para que nos no llegue la luz directamente en los ojos.

Volviendo al artículo de El Mundo, se calcula que la retina es 20 veces más sensible al sol respecto a la piel, por lo que, al igual que nos ponemos cremas solares para protegernos de los melanomas, deberíamos dotarnos de gafas para evitar que nos afecten patologías relacionadas con la salud de los ojos.  Aún así, al parecer el 98% de los españoles no utiliza las gafas adecuadas para la peligrosidad de los rayos UV: una estadística que debería disminuir.