¿Cómo elegir las gafas de sol perfectas?

¿Cómo elegir las gafas de sol perfectas?

Hoy en día, en el mercado de la moda podemos encontrar gafas de sol baratas, de buena calidad y que luzcan bonitas. Esto hace que, a la hora de elegir un par de gafas, se suela tardar menos ahora respecto al pasado, ya que los precios son más competitivos y permiten compras más rápidas e impulsivas. Es por esta razón que casi todos poseen más de un modelo de estos accesorios.

Podemos decir entonces, que estos objetos ya no simbolizan un bien de lujo, como es en el caso de los relojes. Es que, aunque han sufrido una transformación al igual que las gafas, y se pueden fácilmente encontrar relojes baratos, en este caso el estereotipo de objeto de lujo se mantiene.

No obstante, la calidad, en lo que a las lentes se refiere, parece ser ahora un factor importante, quizás aún más respecto al pasado. De todas formas, no hay de qué preocuparse, ya que los altos estándares de calidad no pertenecen solo a marcas consolidadas (como Ray-Ban y Carrera), sino que también los nombres emergentes del mercado de los accesorios de moda poseen estas características, como por ejemplo la nuestra Be Irreverent.

Estas marcas han optado por la calidad, sin renunciar a un diseño moderno, elegante y atractivo.

Entonces ¿cómo elegir gafas de sol perfectas? ¿Cuáles son los elementos que deberíamos tener en consideración? Aquí lo veremos.

Como primera cosa tendríamos que fijarnos en el factor de protección. Para todos los que aún no lo saben, es importante saber que, según la UNE (Norma Europea sobre las gafas de sol) existen cinco filtros protectores que definen la cantidad de luz visible y las radiaciones UVA e UVB que pueden filtrar las lentes. Las cinco categorías van desde la 0 hasta la 4 y las lentes Be Irreverent gozan de un filtro protector UV400 (categoría 3).

Importante es también el material, sobre todo el de las lentes más que el de las monturas. Podemos distinguir tres tipos de materiales, entre los más utilizados: policarbonato, vidrio y acrílico. El policarbonato es el más usado, ya que el acrílico altera la visibilidad de las lentes, mientras que el vidrio se puede romper fácilmente y los arañazos se notan más en lentes hechas con este material.

El material de las monturas, aunque es importante en cuanto le proporciona a las gafas más resistencia, hoy en día se ha vuelto un factor estético. Podemos pasar desde las más empleadas estructuras plásticas, a las de madera o metal (aunque este último material puede que haga las gafas más pesadas).

El color de las lentes afecta también a la visibilidad, dependiendo de la cantidad de luz y el clima. Por ejemplo, para ir a esquiar cuando el cielo está nublado, es mejor utilizar gafas con lentes naranjas o rojas, mientras que en los días de sol en la montaña, se utilizan lentes marrones obscuras.

Y finalmente, es bueno recordar que el factor estético tiene su valor. Cada gafa puede ser más o menos adecuada a un tipo de cara, así como ciertos colores de las lentes y algunos tipos de estructura pueden ser mejores con un determinado tono de piel u otro. Si queréis saber cuál es el modelo de gafas de sol perfecto para vosotros, según la forma de vuestra cara, os aconsejamos leer nuestro viejo artículo.